Regresan los pescadores con su carga pa' vender al puerto de sus amores donde tienen su querer.
(El pescador habla con la luna, luz que lo guía en la oscuridad. Él no tiene fortuna, habla con la luna, habla con el mar. Pescadito fresquito le lleva al pueblo para vender, compra arroz y frijoles y algunas flores pa' su mujer.)

3 comentarios:

Pablo dijo...

=)

Estás a full con Doña María.

Victoria Pugliese dijo...

Julieta, pude ver tu blog! esta muy bueno. Que buenas imagenes!!!!!! Me encantan los climas!

Ceci dijo...

Café de mañanita, doña maría y a navegar!

(Día de la muerte aquel)