La playa de Atlántida.

Río, río, río, río de verdad,
como un animal que ha sido puesto en libertad.
Menudo pie la lleva por la vereda que se estremece al ritmo de su cadera,
recogía la risa de la brisa del río y al viento la lanzaba,
del puente a la alameda.

2 comentarios:

Ceci dijo...

Quiero decir que el río me hacía reir como un animal puesto en libertad (que de hecho lo era, lo soy)

fafu dijo...

muy lindas fotos juli.
te felicito...
proximamente voy a armarme un flickr o algunas de esas cosas para subir fotos.
un beso..