Invernal.

Del agua salían magnolias, pensaba vestirme de azul al verlas. Danzando, el sauce llorando abraza lo poco de luz que queda.
El viento besando tus ojos, perfume de barro y madera,
decime de dónde se viene la noche. La luna salía de a poco dorada, flotaba en su luz de menta. El fuego de ramitas secas me mira y se deja mirar de cerca. Pisando y mojando la tierra bailando hasta que amanezca,
decime de dónde se viene la noche, así me preparo a ver lo mejor.

3 comentarios:

Pablito dijo...

La última foto es de mi autoría, eh, eh, eh. :P

Cecilia dijo...

Me gusta que te guste Lisandro, quiero que vayamos juntas a verlo.
La vida es un carnaval y las penas se van cantando me dijiste una vez en un acto heroico. Gracias, mi amiga.

Anónimo dijo...

que muchos olores que percibis.
hay gente que disfruta los instantes.
muy lindas fotos!.

"esta noche es hora de que pienses en cambiar"cantaba con un amigo a guitarra y voz entibiada por el vino

martinfbd